cómo llegar980 59 03 46

Características del IRPF

Características del IRPF

En asesorías de empresa en Zamora como la nuestra acostumbramos gestionar todo lo referente al IRPF para nuestros clientes. El IRPF, o Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, es un impuesto personal, progresivo y directo que se encarga de gravar la renta que se ha obtenido en un año natural por personas residentes en España. Es decir, se trata de una figura impositiva de nuestro sistema tributario.

En los sistemas tributarios de la actualidad, el impuesto sobre la renta es la columna vertebral del ordenamiento tributario. En España esto se confirme; el IRPF tiene una tremenda relevancia, tanto recaudatoria como cuantitativamente. Tanto por esta relevancia como por su precisión, el IRPF permite reflejar en la realidad los principios de justicia material presentes en la Constitución Española, como el principio de progresividad, de generalidad y de capacidad económica.

Tal y como te informarán en asesorías de empresas en Zamora, como la nuestra, las principales características que definen el IRPF es que es un impuesto directo, personal, subjetivo, progresivo, periódico y analítico.

Es directo porque recae sobre un índice directo de la capacidad económica, pues la renta de un contribuyente muestra su auténtica riqueza. Se dice que es personal porque se delimita por la referencia a una persona, entendida como centro de imputación de aquello gravado. Es subjetivo, pues considera la renta de acuerdo con las circunstancias específicas de cada persona: edad, grado de discapacidad o personas a su cargo. Se trata de un impuesto progresivo porque, a mayor base imponible, mayor porcentaje tributado de renta. Es periódico porque tributa un intervalo determinado de tiempo. Por último, el IRPF es analítico pues los distintos componentes se integran en la base imponible según su origen.
    
En la Asesoría R. Frontaura contamos con veinticinco años de experiencia en nuestro sector.