Todo lo que tienes que saber sobre el impuesto de sucesiones

Todo lo que tienes que saber sobre el impuesto de sucesiones

El impuesto de sucesiones es uno de los asuntos que más dudas suscitan en los clientes de las asesorías contables en Zamora. El hecho de ser un tributo especial y extraordinario debido a que el cobro de una herencia no suele ser habitual, hace que mucha gente acuda a nuestras oficinas a informarse sobre este impuesto.

En Asesoría R. Frontaura, una de las preguntas más formuladas es si hay obligación de pagarlo si no hay testamento. La respuesta es que sí, porque afecta a todas las herencias y consiste básicamente en la tasa que hay que pagar ante el incremento de patrimonio que se consigue por la aceptación de una herencia o donación. Aunque diríamos que el gravamen principal es la adquisición de bienes y derechos por herencia o legado, también puede ser por donación o cualquier otro negocio jurídico, así como la percepción de cantidades por seguros de vida, entre otros.

Eso sí, no es lo mismo recibir una herencia en nuestra comunidad autónoma que en Cataluña o País Vasco. No todo los españoles pagan por igual este impuesto de sucesiones. Y eso es algo que les choca a muchos de los clientes de las asesorías contables en Zamora. El motivo es que está cedido a las comunidades autónomas, por lo que dependiendo del lugar en el que residiese el fallecido y el heredero, pagaremos unas cuotas u otras. Y en el caso de Castilla y León, por cierto, una de las más altas.

Pero en todos los casos, a la hora de tramitar el impuesto, serán necesarios una serie de documentos como el certificado de defunción, certificado de últimas voluntades, testamento y legítima, escritura de aceptación de herencia o acuerdo particional y adjudicación de bienes e inscripción en registros públicos.